La comunidad indígena zapoteca de Unión Hidalgo (Oaxaca, México) ha sufrido ya la violación de derechos humanos por la instalación del parque eólico Piedra Larga (filial de la española Renovalia Energy). Ahora quieren instalar un nuevo megacampo eólico denominado “Central Eólica Gunaa Sicarú”, promovido por la francesa Electricité de France (EDF). El intento de entrada de la transnacional está produciendo tensiones y un aumento del riesgo para las y los defensores del territorio. Desde TRADENER queremos mostrar nuestra solidaridad con la Asamblea de Comuneros de Unión Hidalgo.

tierrayterritorio.wordpress.com/tag/union-hidalgo

El Istmo de Tehuentepec es una zona de gran actividad eólica por lo que se ha convertido en objetivo de las grandes empresas energéticas que han impuesto 27 parques eólicos con 9 más en proyecto, como el que ahora nos ocupa, lo que suma más de 5.000 aerogeneradores. Pero sobre todo (las hélices tambien: impacto paisajístico, ruido, espantan la pesca, matan aves), la mayor afección es la ocupación y expolio de tierra ya que ocupan una extensión de 100.000 hectáreas que han sido arrebatadas a los pueblos locales, tierras comunales en su mayoría . este es un gran expolio en el que participan muchas empresas españolas como Iberdrola, Acciona, ACS, Renovalia, Gamesa (ahora Siemens), a cuenta de conseguir bonos de carbono, subvenciones y fardar que producen «renovables». «Impuesto» porque evitan las consultas y la expresión de las comunidades y su voluntad es clara: están alzados porque no les queda otra forma de expresarse, como ya aprendios en el Ekozinemaldia.

Sobre los macroparques eólicos de Iberdrola en Oaxaca (México) («Soberanía de los Pueblos versus Impunidad S.A.«)

Además de representar una imagen más favorable y “verde” de cara al público, los proyectos eólicos tienen un elevado nivel de rentabilidad, no solo por la energía que producen, sino por todos los incentivos económicos que les corresponden por su presunta mitigación del cambio climático, al ser considerados en muchos casos Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) por la ONU. Por ello, y pese a su poca presencia en su matriz (14,99% en 2005-2012), las renovables suponen para Iberdrola el 39,95% del total de sus beneficios.41
A la vez, este sector se beneficia de incentivos públicos.42 Así, por ejemplo, en el Estado español, en 2009 Iberdrola Renovables recibió 329 millones en subvenciones y, en 2010, 743,8 millones más; en los Estados Unidos,1.003 millones de dólares del Plan de Estímulo a las Energías Renovables (hasta 2010), y en el Reino Unido, se benefició de la Ley sobre Energías Renovables. El recibir incentivos públicos, así como muchas otras ventajas, contrasta con el deseo reiterado de las grandes transnacionales, como Iberdrola, de no injerencia pública en sus políticas.
Al ser declarados MDL, empresas como Iberdrola obtienen bonos de carbono, lo que les confiere derechos para contaminar en otros lugares bajo la teoría de que los compensan con estos proyectos. Solo así se puede entender el gran despliegue de proyectos eólicos que ha invadido la región del istmo de Tehuantepec: 23 parques y 2.000 aerogeneradores, con previsiones de alcanzar los 5.000. Iberdrola participa en el Fondo Español de Carbono (FEC), que ademásdecide qué proyectos reúnen los requisitos necesarios para contar con su financiación. Ese es el caso del parque de La Venta II en Oaxaca. El FEC, auspiciado por el Banco Mundial, cuenta con 278,6 millones de dólares.43
A pesar de los beneficios que generan las energías renovables para la empresa, los grandes parques eólicos que ha desplegado en lugares como el istmo de Tehuantepec o las islas del mar Egeo, están muy lejos de impactar favorablemente en las poblaciones vecinas. Más bien al contrario. En ambos casos, nos encontramos además con que se apuesta por una gran producción destinada al exterior, mientras que los hábitats locales y los pueblos cercanos resultan perjudicados.
En Oaxaca,44 Iberdrola, junto con otras empresas como la constructora española Acciona y con el apoyo financiero del banco BBVA, ha acaparado tierras indígenas (zapoteca, ikoojts)45. Estas son particularmente vulnerables, al ser comunales y no tener títulos de propiedad individual. En este estado mexicano, Iberdrola cuenta con tres parques eólicos (La Ventosa (102 MW), La Venta III (102 MW) y Bii Nee Stipa (26 MW) a los que sumar el de Dos Arbolitos de Gamesa de la que es co-propietaria con un 20%46) en más de 60.000 hectáreas de propiedad colectiva y ejidal, y generando 1.263 MW (tan solo un 10% de la capacidad de generación energética que se estima para esta región).47 Entre todos los parques contabilizan 2000 aerogeneradores, contemplándose la instalación de unos 5000.48
Iberdrola además junto a su co-participada Gamesa y Acciona serán las principales favorecidas por del nuevo plan mexicano de incrementar la producción eólica con 12.000 millones de euros de 2015 al 2019.49
Cabe resaltar también el proyecto eólico de Iberdrola en Creta y otras islas griegas del Egeo oriental (Jios, Lesbos, Lemnos), lanzado en 2004 y que incluye 17 parques eólicos a través de su filial griega Rokas. Dos años más tarde, el número de parques ascendía a 44, con una capacidad total de 1.636 MW. Los parques no solamente coinciden con sitios arqueológicos, sino también con zonas protegidas, lo que implica un impacto ambiental subestimado por el proyecto, que afecta a la avifauna, y a especies como el árbol de mástic (resina comestible), esencial en la economía local. Estos megaproyectos añaden un riesgo adicional al problema de la erosión, dado que, al proyectarse en las cumbres de las islas, entrañan el desmonte por la supresión de vegetación, la construcción de accesos, etcétera. Asimismo, el proyecto subestimó a las comunidades locales de las islas y su actividad económica, situando los parques cerca de pueblos habitados y tierras. Las comunidades no tuvieron información, hasta que realizaron protestas. Su implementación se ha realizado presionando o subyugando a políticos locales. Estos elementos fueron denunciados ante el Tribunal Popular organizado por distintas organizaciones sociales y juristas del Estado español y América Latina que se celebró el 30 de octubre de 2013 en Bilbao.50

https://www.elsaltodiario.com/ibex35/la-huella-de-iberdrola-y-gas-natural-en-el-sur-de-mexico