Ayer, 2 de diciembre, después de tres años, se dictó sentencia en el juicio por el asesinato de la activista ambiental y lenca Berta Cáceres. El Tribunal de Sentencia de la Jurisdicción Nacional de Honduras condenó a 34 años de prisión a 4 de los culpables del asesinato: Elvin Rápalo, Óscar Torres, Edilson Duarte y Henry Javier Hernández y otros 16 años por la tentativa de homicidio de Gustavo Castro, herido en el atentado. Sin embargo, como tanto la familia como su organización, COPINH (Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras), vienen reclamando desde un inicio, no hubo castigo para los autores intelectuales del asesinato, los directivos de la empresa DESA y el estado hondureño que amparó el asesinato.

Por ello, desde Ekologistak Martxan, queremos una vez más mostrar nuestra solidaridad con la familia de Berta Cáceres con la que hemos compartido tantos ratos desde entonces, y con el COPINH, y nos sumamos una vez más a su demanda de justicia y a la exigencia de paralizar de una vez por todas el proyecto asesino de la hidroeléctrica Agua Zarca, sore el rio Gualcarque.

Nos reafirmamos en la lucha contra grandes infraestucturas energéticas como estas megarepresas que destruyen el medio ambiente y contribuyen a la emergencia climática, desplazan a poblaciones, las dejan en la miseria, que asesinan a sus activistas, y que están al servicio del gran capital, de las grandes emppresas transncionales, tanto energéticas como industriales. Nos reafirmamos en nuestro compromiso adquirido de coordinarnos por un modelo energético alternativo y una transición energética democrática junto a las compañeras y compañeras afectadas por dicho modelo aquí y en el mundo, a traves del MAR (Movimiento de Afectados por Represas de Latinoamerica) al que pertenece el COPINH y otras redes.

También denunciamos, estos días que se celebra la cumbre del Clima en madrid, COP25, que proyectos hidroeléctricos Agua Zarca, culpable en última instancia de la muerte de Berta, se incluyen como Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL), como presuntas soluciones al cambio climático y receptores por ello de subvenciones. Sin embargo, por un lado estos son una enorme fuente de gas metano que agrava el efecto invernadero de la atmósfera, su construcción precisa gran cantidad de combustibles fósiles, pero luego además, la función de muchas de las mega-hidroeléctricas es también facilitar la extracción de combustibles fósiles como el carbón y el gas. pero además como sabemos su impacto ambiental al anegar grandes superficies de terreno es inmenso, afectando a la calidad del agua que pierde oxigeno y también al reducir el cauce de los ríos, afectando a los ecosistemas ribereños y a las comunidades que de ellos dependen. Pero como en el caso de Berta y del pueblo lenca y tantos otros, son impuestos sin consulta previa, con violencia y hasta con muerte. Ninguna alternativa a la emergencia climática se puede basar en estas formas. No son alternativas, sino el problema. Por ello exigimos también que cese la justificación de las grandes hidroelécticas como alternativa climática.

Firma para exigir que se avance en la investigación, juzgamiento y sanción de los autores intelectuales AQUI

Comunicado sobre lectura sentencia causa Berta Cáceres
02/12/2019 COPINH

Las hijas e hijo de Berta Cáceres junto al COPINH tras la lectura de la sentencia del primer juicio contra los autores materiales del asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres hacemos conocer lo siguiente:

1. La impunidad no termina con la sentencia a los autores materiales. Existen pruebas suficientes para procesar y sancionar a integrantes de la familia Atala y otros por el asesinato de Berta Cáceres.

2. El Ministerio Público dirigido por Óscar Chinchilla debe dejar de poner excusas para procesar y requerir el sometimiento a juicio de Daniel Atala Midence, José Eduardo Atala Zablah, Pedro Atala Zablah y Jacobo Atala Zablah, entre otros, por el asesinato de Berta Cáceres.

3. El Estado de Honduras enfrenta a procesos internacionales por la participación de funcionarios públicos y la omisión de investigar adecuadamente el asesinato de Berta Cáceres.

4. La falta de justicia en Honduras hace necesaria la instalación de una misión independiente que lleve adelante el procesamiento y sometimiento a juicio de los responsables del asesinato de Berta Cáceres

5. Esta sentencia es una primera fisura al muro de impunidad total que sostiene a la estructura criminal responsable del crimen consecuencia de la tenacidad de la lucha del COPINH, la familia y la solidaridad nacional y del mundo.

Berta, nuestra hermana seguirá siendo un símbolo de lucha y esperanza para todos los territorios que hoy continúan la batalla en defensa de la vida y que hoy son perseguidos y criminalizados por esta dictadura. Esta sentencia es el inicio de un camino implacable de justicia para los pueblos y para Honduras.

En el COPINH seguimos con esperanza defendiendo la sangre de la tierra, construyendo para coexistir de manera justa, digna y por la vida. No desfallecemos en nuestra lucha en la que Berta vive y vive.

¡La impunidad no termina con una sentencia!
¡Castigo a los Atala!
¡Estado Asesino!

Dado a los 2 días del mes de diciembre de 2019 en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras.