TRADENER se sumó a la campaña internacional para solicitar al recién electo alcalde de Medellín, Daniel Quintero, que cumpla su promesa electoral de detener el proyecto hidroeléctrico Hidroituango, cuya propietaria es EPM (Empresas Públicas Medellín). Daniel Quintero, nuevo alcalde supone una esperanza para todo los afectados y afectadas de este proyecto, a fin de cuentas todo el pueblo Colombiano, por la pérdida y efecto que tendrá el estancamiento de uno de sus ríos principales, el cauca, por los resultados que puede tener un accidente aguas abajo, pero también por todo el dinero que se está llevando la corriente en este proyecto inútil (Colombia tiene sus necesidades elécricas satisfechas, lo que hay que hacer es optar por una transición justa como propone Censat y otros y garantizar a todas las personas el acceso a la energía)

Desde hace una semana el Movimiento Ríos Vivos inició una campaña en redes sociales para llamar la atención del alcalde Daniel Quintero y convencerlo de desmantelar Hidroituango. A través de la campaña #QuinteroDesmanteleHidroituango en su cuenta de Twitter, la organización, conformada principalmente por personas afectadas por la cuestionada represa, le piden al mandatario además que se reúna con ellos para buscarle soluciones a la situación humanitaria de los habitantes de la región. Son diez las razones que le entregan a Quintero para tomar acciones sobre la represa, entre las que se encuentra la presunta corrupción en el proceso de construcción, la falta de confianza sobre EPM y la falta de indemnización a los pobladores, que son especialmente víctimas del conflicto armado. Además, le pidieron al alcalde cumplir sus críticas por el impacto ambiental de Hidroituango, antes de iniciar su campaña para la Alcaldía.

Desde Euskal Herria (país Vasco) NOS solidarizamos con las victimas del Hidroituango y exigimos la defensa de esa arteria de la que dependen tantos ecosistemasi #QuinteroDesmanteleHidroituango