El gobierno de Ecuador tiene de plazo hasta el 16 de diciembre para apelar contra un laudo emitido por el Tribunal de Distrito de La Haya, un tribunal ISDS, que favorece a la impunidad de Texaco-Chevron e impide que se ejecute la sentencia ecuatoriana para que las comunidades indígenas y campesinas puedan exigir la reparación de los daños causados en la región amazónica de Ecuador por las operaciones petroleras de la trasnacional.

Si el gobierno no apela dicho laudo, Ecuador se verá obligada a pagar una suma multimillonaria a Chevron por los «daños provocados a su imagen y los costos por los años de juicio en su contra».

Ante esta situación de injusticia, 206 organizaciones instamos hoy al gobierno de Ecuador a que rechace la sentencia de La Haya y a que presente el recurso de apelación. De tal manera, contribuirá a hacer justicia a las comunidades indígenas y campesinas afectadas por Chevron, a salvaguardar la soberanía de Ecuador y a no sentar un precedente a favor de la impunidad corporativa.

Puedes leer aquí la carta que las organizaciones hemos enviado al gobierno de Ecuador: https://www.stopcorporateimpunity.org/nota-de-prensa-llamado-urgente-de-la-sociedad-civil-internacional-a-ecuador/?lang=es