El número de diciembre de El Salto viene acompañado de una separata firmada por miembros de la campaña contra los tratados de comercio e inversión, donde colabora TRADENER.

La separata habla de las dificultades que supone el Tratado de la Carta de la Energía para alcanzar los objetivos del acuerdo climático de París de 2015, de las demandas que España ha recibido y de la amenaza que el tratado supone para garantizar el derecho a la energía.

Se pueden leer sus diferentes apartados en estos enlaces:

Tres décadas de demandas, combustibles fósiles y secretismo

El gran palo en la rueda de las políticas climáticas

Una cascada de demandas contra el Estado español

Cuando un tratado no permite que baje tu factura de la luz